Estados Unidos: Esclarecer la verdad de los hechos en profundidad en Manhattan

Más de un millar de practicantes fueron a esclarecer los hechos sobre Falun Gong en Nueva York del 21 al 24 de septiembre, en la celebración de la Cumbre de las Naciones Unidas. Los practicantes de Toronto estábamos en todas las intersecciones desde la calle 58 hasta la 42 de Manhattan. Era un día fresco y vivificante. Tan pronto como comenzamos a distribuir folletos, nos dimos cuenta de cuanta gente ya sabía la verdad de Falun Gong gracias al esfuerzo persistente de los practicantes. La inmensa mayoría de la gente decían: "He leído vuestro periódico. ¡Gracias!", "¿Que puedo hacer por ustedes?", "¡Les apoyo!", "¡Estoy al tanto, gracias!" "Recibí muchos documentos de ustedes, ¡Gracias!". Estaba muy feliz por estos transeúntes que sonreían. Los neoyorquinos se despiertan.

Un gentleman pregunta: “que puedo hacer por Charles Li?”

Un hombre pregunta: "¿Que puedo hacer por Charles Li?"

Un hombre bien vestido y de paso solemne se acercó a una practicante de Falun Gong en un parque de las afueras el mediodía del día 21 de septiembre. Preguntó atentamente: "Por favor, dígame que puedo hacer para ayudar". La practicante llamó a Yeong-Ching Foo y dijo al hombre: "Es la novia del ciudadano americano Charles Li. Charles está sometido a tortura en una prisión china. Necesita ayuda”. El hombre le dijo a Yeong-Ching: "Charles Li, ciudadano americano. Estoy al tanto. Conozco bien su situación. Vengo a pedirle que puedo hacer para ayudar”. Yeong-Ching dijo: "Aprecio sinceramente su oferta. Personalmente no necesito nada, porque esta persecución es contra la humanidad, no sólo de mi novio”. El hombre dijo inmediatamente: "Precisamente porque es una persecución contra la humanidad y que formo parte de ella, la persecución es probablemente también contra mí, es decir, quiero implicarme y contribuir con mis esfuerzos contra la persecución”. Quedamos muy impresionados por su gran sentido de la justicia.

Yeong-Ching dijo: "Según la Organización Mundial de Investigación sobre la Persecución de Falun Gong, Charles está encarcelado en Nanjing; es forzado a trabajar más de diez horas al día sin descanso. Sus productos son las luces de Navidad que son exportadas a los Estados Unidos. Hay centenares de miles de practicantes de Falun Gong detenidos. Su situación es todavía peor. La tortura a la cual están sometidos es dura de describir en cualquier lenguaje. Nuevos casos de muerte llegan cada día. Lo único que podemos hacer es llamar a las personas de corazón para que nos ayuden a terminar con la persecución. Usted puede pedírselo al gobierno americano, apelar por el apoyo de las Naciones Unidas y escribir a las organizaciones de los derechos humanos. Creo que esto nos ayudará”. El hombre se calló un momento y dijo: "Sé lo que puedo hacer. Escribiré ciertamente a mi senador. Tomaré posición y apelaré a la justicia por ustedes."
Un practicante de Falun Gong dijo: "¿Puedo preguntarle lo que usted hace (de que trabaja)?" Dijo con una sonrisa: "Soy neoyorquino”. Nos saludó y se fue con la gente que lo esperaba.

Un policía nos llama Falun

Un policía nos llamó Falun

Algunos practicantes de Falun Gong atravesaban una calle después de sus ejercicios la mañana del 22 de septiembre cuando un policía los llamó: "¡Hola Falun, vuelvan!" Preguntó: "¿De donde sois?". Los practicantes le dijeron que de Toronto. Dijo: "¿Canadá? Me gusta mucho Canadá. Si fuera posible me gustaría vivir allí y aprender Falun Gong”. Los practicantes le hablaron del sitio Web de Falun Gong. El policía dijo que descargaría el Zhuan Falun y lo leería.

Un practicante joven clarifica la verdad en una pizzería

El pequeño Kevin sostiene una bandera

El pequeño practicante Kevin vino de Toronto. Kevin y su madre llevaron a Fadu, de cinco años de edad, a una pizzería para desayunar. Haciendo cola, Kevin y Fadu distribuyeron folletos de aclaración a la gente de la fila. Apuntando a la pequeña Fadu, Kevin decía a la gente: "Su papá fue pegado hasta la muerte en China”. Cuando la gente preguntaba por qué, respondía: "Porque practicaba Falun Gong”. "¿Qué es Falun Gong?". El pequeño Kevin le mostró los movimientos de los ejercicios. "¿Por qué le pegaron hasta la muerte?". Kevin le dio un folleto, “puede descubrirlo aquí”. Mucha gente le cogió folletos. Los que estaban en manos de su madre desaparecían muy rápidamente. Cuando salieron de la pizzería, la gente les dijo hasta la vista de modo amistoso.

Dos jóvenes amables

Dos jóvenes amables

Cenando en la Calle 22, dos jóvenes nos preguntaron por qué habíamos venido a Nueva York. Les dije que era Falun Gong, cómo toda mi familia había gozado de Dafa y por qué habíamos venido a Nueva York. Después de escucharnos, uno de ellos dijo: "¡Cinco años de persecución! Esto debe acabar. ¡Es terrible!". El otro dijo: "Es tan cruel. Ustedes deben continuar. Les apoyo”. Dijeron que leerían el libro de Falun Dafa. Cuando me iba, me acompañaron a la puerta y continuaban diciéndome hasta la vista diciendo: "¡Buena suerte! ¡Cuídese!". Me volví para devolverles el saludo y recordarles "no olviden leer el libro."

Un periodista pide documentos detallados

Inmediatamente después de nuestra de conferencia de prensa, un periodista de Nueva York entrevistó a un practicante de Falun Gong durante más de una hora. Finalmente dijo: "¿Tienen un lugar de práctica y una información de contacto que pueda publicar en nuestro periódico? Sé que a mucha gente le interesará”. Cuando el practicante le dio lo que necesitaba, estaba muy contento y dijo: "¡Muchas gracias! Lo estudiaré primero."

Un periodista entrevistó a la Sra. Wang, una artista, practicante de Falun Gong. La Sra. Wang le contó al periodista su experiencia detalladamente: "La persecución no sólo ha matado a más de un millón de personas en China, sino que también se ha extendido en el extranjero. El consulado chino hace todo lo que puede para apartarme de toda actividad en la comunidad china y me ataca con rumores simplemente porque practico Falun Gong. Mi oficina fue asaltada y mi libreta de direcciones robada. Pero después de denunciarlo a la policía, secretamente me ha sido devuelto. Si se atreven a hacer tales cosas en un país democrático, piense en lo que hacen en China".

Después de oír la historia de la Sra. Wang, el periodista dijo: "¡Gracias por esta entrevista! Escribiré un informe detallado sobre esto."

Aunque mucha gente se enteró de la verdadera historia de Falun Gong, todavía hay gente engañada a la que debemos esclarecer los hechos en profundidad. En una ciudad como Nueva York, todavía hay mucha gente que no sabe la verdad. Deberíamos hacer el mejor uso de nuestro tiempo y salvar más a seres vivos.

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.