Hace casi un año la practicante Cao Aihua fue torturada a muerte. Su familia sigue apelando en busca de justicia

Pronto hará un año que la practicante Cao Aihua, fue torturada a muerte por practicar Falun Dafa. Mientras su hijo se ha mantenido haciendo vigilia por la muerte de su madre en la funeraria, sus familiares continuamente apelan buscando la justicia que ella se merecía.

El 1 de noviembre de 2006, después que la Sra. Cao Aihua fuera condenada a cumplir sentencia en el Campo Femenino de Trabajos Forzados del Cuerpo de la Armada en la región autónoma de Xingjiang, su esposo viajó mil millas desde Alear Xingjiang para verla. Era la tercera vez que era detenida e ilegalmente apresada en un campo de trabajos forzados por practicar Falun Dafa. Después de que la Sra. Cao fuera arrestada y enviada al campo de trabajo su padre se enfermó. Sin embargo, ella no supo aquella situación porque su esposo no tuvo el coraje de contárselo.

El esposo de la Sra. Cao no pudo quedarse mucho tiempo para visitarla debido a que tenía que regresar para cuidar a su suegro. Menos de diez días después de su visita, le fue notificado que su esposa había sido llevada al hospital adjunto al campo de trabajo. Muy preocupado, su esposo se apuró en ir a verla y ella le dijo que fue torturada por los guardias.

Después de verla un rato el esposo fue a comprar a un almacén algunas cosas indispensables para su esposa. Sin embargo, cuando regresó al hospital, la Sra. Cao había sido llevada de regreso al campo de trabajo. El esposo notó algo de sangre dentro de la sala, cerca de la cama. Cuando preguntó acerca de ello, la enfermera le dijo que la Sra. Cao estuvo escupiendo sangre.

La Sra. Cao Aihua fue enviada al campo de trabajos forzados el 1 de noviembre de 2006. Trece días después, en la mañana del 13 de noviembre, fue admitida en el hospital, pero salió esa misma tarde. Durante un día, entró y salió varias veces del hospital. Finalmente, dejó de respirar y falleció.

Cuando el esposo de la señora Cao estaba lavando cuidadosamente el cuerpo de su esposa, vio muchas marcas de golpes alrededor de la cintura. También tenía la marca de un pinchazo de aguja en la parte inferior del abdomen por donde salía agua sanguinolenta.

Al presente, el cuerpo de la Sra. Cao Aihua aún se encuentra en la funeraria cerca de Wujiaqu, en la región autónoma de Xinjiang. Su hijo está en vigilia junto a ella, mientras otros familiares tratan de buscar justicia a favor de la Sra. Cao.

Versión en inglés disponible en: http://www.clearwisdom.net/emh/articles/2007/10/7/90250.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.