¿Quién asesinó a Yu Chunhai? (Fotos)

El 10 de marzo de 2007, el Sr. Yu Chunhai, con tan sólo 32 años, dejó este mundo. La gente del pueblo de Changde, localidad de Tuqiao, ciudad de Yushu, provincia de Jilin, tiene diferentes opiniones sobre su muerte. ¿Quién torturó a Yu Chunhai hasta la muerte? En realidad, el verdadero criminal que asesinó a Yu Chunhai sigue en libertad.

Foto de Yu Chunhai antes de morir debido a la persecución Foto de Yu Chunhai antes de ser arrestado

El Sr. Yu Chunhai, comenzó a practicar Falun Gong a principios de 1998. Éste seguía los requisitos de “Verdad-Benevolencia-Tolerancia” diligentemente y era reconocido como una buena persona por la gente de Changde. En aquel momento, él era la principal fuente de ingresos para su familia. Era joven, vigoroso y saludable.

Sin embargo, en julio de 1999 el jefe del Partido Comunista chino, Jiang Zemin, utilizó su poder para privar al pueblo chino del derecho a practicar Falun Gong. Miles de personas fueron enviadas ilegalmente a campos de trabajo forzado y encarceladas y más de 3.000 han muerto como resultado de la persecución.

El practicante de Falun Gong Yu Chunhai de la ciudad de Yushu era una de estas personas.

En julio de 2000, algunos pensaban que Yu Chunhai había ido al pueblo de Zhoujiatun, localidad de Shuiquliu, ciudad de Shulan para repartir folletos de Falun Gong, pero en realidad no llegó a hacerlo. Zhang Zhongchen, Wu Fengquan y otras personas del pueblo fueron testigos y junto al guardia de seguridad pública Duan Aimin, que los dirigía, arrestaron a Yu Chunhai y lo llevaron al Centro de Detención de la ciudad de Shulan. Éste estuvo ilegalmente detenido durante siete días. Su familia gastó mucho dinero, pidió ayuda a banqueros influyentes y finalmente fueron capaces de llevárselo de vuelta a casa.

En noviembre de 2000, el nuevo guardia de seguridad pública Jiang Junyi y algunas personas del pueblo que no sabían la verdad, lo denunciaron ante las autoridades. Ma Baolong de la comisaría de la localidad de Guangming, Chang Yuchun, el líder de la comisaría, junto con otras personas, fueron a casa de Yu Chunhai en mitad de la noche, lo despertaron y lo arrestaron nuevamente. Con el fin de perseguirlo, utilizaron el caso que lo condenó en julio, acusándole de repartir folletos. Yu fue entonces sentenciado a dos años de trabajos forzados.

Yu estuvo primero detenido en el campo de trabajo forzado de Weizigou, en la ciudad de Changchun. En cuanto entró en la sala, varios reclusos criminales lo golpearon y patearon brutalmente. Más tarde los criminales lo torturaron con métodos llamados “el avión, estrellándose contra la pared y buscando las estrellas”. Estos métodos eran muy perversos. Por ejemplo, el método “buscando las estrellas” consistía en que un criminal tiraba de la cabeza del practicante hacia abajo así que este tenía que doblar la espalda, con la cabeza a medio metro de la pared. Otro criminal se quedaba detrás de él y le golpeaba los testículos de repente, por lo que éste se echaba hacia delante y se golpeaba la cabeza contra la pared tan fuerte que perdía la conciencia. Cuando despertaba los criminales se reían de él.

A principios de 2001 Yu Chunhai fue trasladado al campo de trabajo forzado de Chaoyanggou en la ciudad de Changchun. Fue objeto nuevamente de varias torturas, incluyendo la privación de comida, el trabajo forzado durante muchas horas, las palizas brutales, la privación del sueño, el lavado de cerebro, las amenazas y de más. Las autoridades del campo de trabajo controlaban a los reclusos utilizando el razonamiento distorsionado. Si alguien sonreía, golpeaban a esa persona por envidia. Si alguien lloraba, gritaban a esa persona, culpándole de no obedecer a los administradores. En el campo de trabajo, la gente era tratada como si fueran máquinas y no se les permitía tener emociones o sentimientos. A nadie le importaba si otros podían soportar todo el sufrimiento y a nadie le preocupaba si alguien estaba muriéndose o no. Para Yu Chunhai un día era como un año en el campo de trabajo y todo lo que quería era volver a casa. Un hombre saludable y vigoroso comenzaba a estar demacrado. Las autoridades del campo de trabajo intensificaban sus esfuerzos periódicamente para “transformar” a los practicantes. Cada vez, durante el periodo de intensa “transformación”, los reclusos criminales utilizaban todo tipo de maneras brutales de golpear a los practicantes, intentando forzarles a renunciar a sus creencias y admitir algún tipo de culpa.

En una ocasión, el drogadicto Xu Hui golpeó violentamente a Yu durante más de veinte veces con una tabla de la cama de más de un metro de largo y 15 cm. de ancho, causándole graves heridas de las que le desprendía tiras de carne de sus testículos. Estas heridas tardaron más de un año en curar. En aquel momento, los gritos de Yu se escuchaban desde las plantas superiores e inferiores y la gente en las oficinas también los escuchaba. Pero los criminales que lo golpeaban decían sin dudar, “Los guardias querían que lo golpeáramos y el líder del campo quería que nosotros lo hiciéramos y la gente del Departamento Judicial también”.

Yu fue torturado tan gravemente que no podía andar ni cuidar de sí mismo y fue forzado a renunciar a su creencia en Falun Gong. Cada vez se deprimía más y cada vez se demacraba más día a día. Tosía por la noche y tenía sudores anormales debido a su debilidad general. Más tarde, ni siquiera tenía la fuerza para subir o bajar escaleras. Él jadeaba incluso cuando gateaba por una escalera y su espalda estaba doblada por la constante tos. Se le diagnosticó tuberculosis y su cuerpo era sólo hueso y piel. Se encontraba al borde de la muerte.

Según la ley china respecto al trabajo forzado, la situación de Yu cumplía los requisitos para ser liberado, lo cual se llama “libertad bajo fianza para tratamiento médico”. Sin embargo, las autoridades del campo se negaron a liberarlo y los reclusos aún lo forzaban a sentarse sobre una tabla. Finalmente, su familia gastó mucho dinero para conseguir liberarlo.

Él volvió finalmente a casa a principios de mayo de 2001. Debido a su grave enfermedad estuvo en cama durante un año y tuvieron que gastar más de 5.000 yuanes en medicinas antes de que su condición comenzara a mejorar. Durante el periodo entre 2000 y 2002, fue forzado a renunciar a su creencia. Esto se debió a que fue amenazado de tal manera que no se atrevió a practicar Falun Gong. Durante estos dos años, pasó a ser una persona sin espíritu y de pelo gris, anteriormente cuando practicaba Falun Gong, era una persona joven y saludable.

Con el fin de aliviar las pérdidas económicas durante estos dos años, poco después de que su salud comenzara a mejorar, tuvo que irse a trabajar a Dalian. El trabajo era duro físicamente. Pronto su enfermedad volvió y además contrajo nuevas enfermedades como tuberculosis de garganta y tenía dificultades para hablar. Se fue a un hospital especializado en el tratamiento de tuberculosis y gastó 3.000 yuanes. Más tarde, se fue a muchos otros sitios buscando tratamiento y tuvo que gastar mucho dinero, aunque éste era a veces efectivo y a veces no y continuó teniendo recaídas de sus enfermedades. Durante este periodo, había pensado en volver a practicar Falun Gong otra vez, pero tenía miedo de ser denunciado a las autoridades. A pesar de que había practicado los ejercicios de Falun Gong varias veces, estaba nervioso y no podía calmar su mente, por lo que naturalmente el efecto no era bueno.

Después de ser brutalmente torturado por el retorcido Partido Comunista, sufrir una enfermedad de tres a cuatro años y gastar más de 10.000 yuanes en medicinas, Yu murió el 10 de marzo de 2007, dejando atrás una mujer y dos hijos.

Es una pena que Yu muriera tan joven. Sin embargo, es el retorcido Partido Comunista quien lo privó de su derecho a practicar Falun Gong, lo arrestó y lo torturó brutalmente hasta morir.

Artículo relacionado: http://www.clearwisdom.net/emh/articles/2007/4/14/84550.html

Versión en inglés disponible en: http://www.clearwisdom.net/emh/articles/2007/10/12/90426.html


Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.