El Sr. Zheng Baohua golpeado y torturado al borde la muerte

El practicante de Falun Dafa, el Sr. Zheng Baohua, fue arrestado el 10 de septiembre de 2008 por policías de la comisaría de Toudao y por la División de Seguridad Doméstica de la Oficina 610 en la ciudad de Helong. Luego le torturaron al interrogarle. En protesta, inició una huelga de hambre y le obligaron a comer de forma brutal. Finalmente le pusieron en libertad cuando estaba al borde de la muerte.

El 4 de octubre de 2008, su familia fue a la oficina de Seguridad Doméstica en la ciudad de Helong para obtener alguna información acerca de él. Una de las personas de la oficina, que siempre trata mal a los practicantes, dijo que el Sr. Zheng sufría de diabetes severa. Un "instructor" del centro de detención añadió que también padecía gastritis, un desorden de la columna, una enfermedad del riñón y otra hepática y que la familia tenía que llenar ciertos papeles para ponerlo en libertad bajo cuidado médico. La familia quedó sorprendida al escuchar todo eso, porque el Sr. Zheng era una persona muy saludable en el momento del arresto. No pudieron comprender cómo pudo desarrollar enfermedades tan serias en 24 días. Cuando llegaron al hospital, se dieron cuenta de que había sido torturado hasta el borde de la muerte. Se enojaron mucho. Había tres guardias en la sala, dos mujeres y un hombre. La familia quedó estupefacta cuando vieron su cuerpo completamente hinchado. Después que llevarlo a casa, comenzó a escuchar las Lecturas de Falun Dafa y el edema desapareció en dos días. Sin embargo, después de desaparecer el edema se vio lo esquelético que se había vuelto.

A pesar de estar exhausto, el Sr. Zheng pudo recordar lo que le había ocurrido: "Cerca de las 10:00 hs. del 10 de septiembre de 2008, Zhang Baohua, un instructor de la División de Seguridad Doméstica y oficiales de la comisaría de policía de Toudao, ciudad de Helong, llegaron a casa, me arrestaron, se llevaron un ordenador, una impresora, libros de Dafa y una fotografía de Shifu. Cuando me llevaron a la comisaría Xicheng, me interrogaron. No dije nada. El director asistente Li, dijo: ‘Espera y verás como te tratamos por la noche’. Durante la noche, Li y otros discutieron sobre cómo me iban a interrogar durante tres turnos de dos personas a la vez. Li y otro fueron los del primer turno, me golpearon en cada centímetro de mi cuerpo. Me golpearon en la cara con sus puños. Me golpearon la nariz, los labios y las costillas. Tuve dolor en las costillas durante mucho tiempo. Luego tomó lugar el segundo turno, seguido del tercero y me torturaron hasta que amaneció. Me obligaron a permanecer de pie por largo tiempo. No me dieron nada para comer desde el primer día que fui arrestado, excepto el agua con sal que me obligaron a beber. Más tarde, cambiaron sus tácticas. Me forzaron a sentarme en el banco del tigre, con mis brazos encadenados detrás de la espalda. Me quemaron las piernas con cigarrillos; también fumigaron mi cuarto con un humo amarillento, hasta que mi nariz moqueaba. Dos días y medio más tarde, fui llevado al centro de detención. Allí me dieron una comida y luego decidí iniciar una huelga de hambre.

Después de cuatro o cinco días de haber comenzado la huelga de hambre, nuevamente fui llevado para ser interrogado. Intentaron hacerme comer con amenazas. Por la noche, me forzaron a comer dos veces con una solución salina. No me permitieron bajar la cabeza ni cerrar los ojos. Cuando se dieron cuenta de que estaba muy enfermo, me inyectaron algo de glucosa. Cerca de las 23:00 hs. del segundo día, notaron nuevamente que estaba peligrosamente enfermo; nuevamente me inyectaron glucosa y me devolvieron al centro de detención. Durante el tiempo que estuve en huelga de hambre, fui forzado a beber agua salada cada dos o tres días. Mientras estuve en el hospital, Zhang Baohua les dijo a los doctores: "Lo único que tienen que hacer es mantenerle con vida por otros tres días. No habrá consecuencias mientras no muera en el centro de detención".

Versión en inglés disponible en: http://www.clearwisdom.net/emh/articles/2008/10/26/101761p.html

Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.