CIFD: Rescatar al Dr. Charles Li es un asunto de moralidad y justicia

(28/03/2003)




NUEVA YORK (CIFD) – Con relación al arresto del ciudadano americano, Dr. Charles Li, y el “juicio actuado” por el cual se le llevó este viernes pasado, han surgido muchas preguntas sin respuestas, incluyendo el porqué el Dr. Li regresó a China, si él llevaba un equipo técnico con él y si él planeaba intervenir el sistema de televisión del Estado chino.
Por casi cuatro años, el régimen de Jiang Zemin ha utilizado las comunicaciones televisivas del Estado para emitir propaganda de odio contra Falun Gong. Desde principios del 2002, los practicantes de Falun Gong en China han contrarrestado esta propaganda interviniendo exitosamente las señales locales de televisión para emitir programas exponiendo la persecución contra Falun Gong en China (declaración de prensa).
Los programas proveen información proveniente de organizaciones de derechos humanos, prensa internacional y otras fuentes noticiosas fácilmente al alcance de quienes viven fuera de China. Dentro de China, sin embargo, para la gente que vive bajo ese régimen que controla estrictamente lo que se ve, lee y escucha sobre Falun Gong, estos programas frecuentemente son la primera vista de la verdadera y horrenda persecución realizándose dentro de su propio país.
¿Pudo haber viajado el Dr. Li a China a asistir en la transmisión de alguno de estos programas?
Según reportajes de China, durante el “juicio actuado” del viernes, el Dr. Li argumentó en su defensa que él tenía intención de trasmitir los programas delatores de la persecución y que tal acción está protegida por las leyes de China (“Artículo 21”) en casos de “emergencia.”
La verdad es que no es posible saber con toda certeza si el Dr. Li de hecho lo hizo o no hasta el momento en que regrese sano y salvo a los Estados Unidos y pueda hablar abiertamente y con toda libertad. Sin embargo, lo que sí sabemos es que los programas trasmitidos por la TV China estatal, expusieron los abusos a los derechos humanos pacíficamente y manera justa, y que fue un acto noble de desobediencia civil.
El régimen de Jiang Zemin está realizando una persecución severa contra Falun Gong en China con la intención de “destruir la reputación de Falun Gong totalmente, derrotar financieramente a los practicantes de Falun Gong y erradicar a Falun Gong…” (reportaje especial) No obstante, en los últimos casi cuatro años, los practicantes de Falun Gong de todas partes del mundo siempre han empleado métodos no violentos de oposición a la persecución.
Debido a que la persecución contra Falun Gong claramente viola la constitución china, Jiang Zemin y su régimen se han visto obligados a crear nuevas “leyes y reglamentos” para poder justificar sus actos. Así a través de la oposición pacífica contra esta persecución, los practicantes de Falun Gong de hecho se han convertido en “violadores” de esas “leyes” formuladas por el régimen de Jiang Zemin después del inicio de la persecución. Específicamente, cualquiera ya estaría quebrantando la ley con sólo practicar Falun Gong en la privacidad de su propio hogar. Jiang Zemin impuso a la población estas tales “leyes y reglamentos” con la intención de encubrir su delito de violación de la constitución y de pisotear los derechos humanos.
Hace más de 50 años, Gandhi promovió por primera vez la resistencia con la no-violencia, lo cual estuvo en violación de las leyes en la que fuese entonces una colonia británica. Este hecho fue motivo de su encárcelamiento.
Hace más de 30 años, el Dr. Martin Luther King violó las leyes de segregación en el sur de los Estados Unidos al luchar pacíficamente por los derechos humanos de los afro-americanos. Por esto, fue detenido en más de 20 ocasiones.
La resistencia pacífica tiene como objetivo el corregir aquellas leyes y reglamentos injustos e irracionales: Leyes y reglamentos que, en esencia, son instrumentos de persecución y represión. La resistencia pacífica busca la honradez y la justicia. La oposición y la violación a esas leyes injustas e irracionales son el paso necesario de los movimientos pacíficos, además de ser un precio a pagar ineludible. Ambos, Gandhi y el Dr. King, violaron esas leyes pacíficamente. Pero tal desobediencia no disminuyó el objetivo de ninguno. Efectivamente, la desobediencia pacífica y llena de principios de cada cual fue el único camino para obtener sus metas, y adhiriendose estrictamente a ese camino pudieron comprobar la virtuosidad de su causa.
Los practicantes de Falun Gong buscan un trato justo, y están empleando medios pacíficos para conseguirlo. El Dr. Li fue a China como practicante de Falun Gong. Si se le ha arresta por “violar” las leyes chinas al interpolar el principio de los derechos humanos por los canales estatales dedicados a la propaganda de odio, entonces esto es tan sólo una extensión de la persecución injusta de Jiang Zemin.
¿Debería Gandhi ser juzgado con las leyes impuestas por la colonia británica, y debería el Dr. King ser juzgado con las leyes de segregación del sur norteamericano de los años 60? O, ¿seríamos capaces de apreciar la grandiosidad de sus logros tan sólo desde el punto de vista de principios más universales, por los cuales todos los seres humanos en común somos juzgados? Si somos capaces de dar una respuesta clara a estas preguntas, ¿qué otra respuesta podríamos dar en el caso de Falun Gong, las intenciones del Dr. Li, y la necesidad de liberar al Dr. Li de la detención injusta que padece?
# # #

Trasfondo

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa (acerca) , es una práctica de ejercicios y meditación que incluye las enseñanzas basadas en los principios universales de “Verdad-Compasión-Tolerancia.” Es una práctica que fue enseñada en privado durante miles de años antes de ser brindada al público en 1992 por el señor Li Hongzhi. Falun Gong está arraigado en la cultura China, pero es muy particular y distinta de otras prácticas en China, tales como el Budismo y el Taoísmo. Desde su introducción en 1992, rápidamente se divulgó de boca en boca por toda China y ahora se practica por el mundo entero en más de 50 países.
Como resultado de una encuesta realizada por las autoridades gubernamentales, donde se determinó que más de 100 millones de personas estaban practicando Falun Gong en China, el presidente Jiang Zemin prohibió la pacífica práctica en julio de 1999 (reportaje). Temía que cualquier cosa que no fuera el Partido Comunista, les tocara el corazón y la mente a más ciudadanos. No pudiendo lograr desbandar el espíritu de los millones de personas cuya salud mejoraba y cuya vida cambiaba de manera positiva después de Falun Gong, el régimen de Jiang intensificó su campaña de propaganda para voltear la opinión pública en contra de la práctica, mientras se dedicó silenciosamente a encarcelar, torturar e incluso a asesinar a quienes lo practican.
El Centro Informativo Falun Dafa ha verificado los detalles de 663 muertes (reportaje/fuentes) desde el inicio de la persecución de Falun Gong en China, en 1999. Sin embargo, funcionarios en China reportan que el número actual de muertes sobrepasa los 1.600, mientras que fuentes expertas creen que la real cantidad es mucho mayor. Cientos de miles han sido detenidos, mientras que otros 100,000 han sido sentenciados a campos de trabajos forzados sin derecho a proceso legal.

PARA MÁS INFORMACIÓN, POR FAVOR COMUNÍQUESE CON EL CENTRO INFORMATIVO FALUN DAFA
Contactos: Adam Montanaro 001 917-405-4507, Erping Zhang 001 646-533-6147 o Feng Yuan 001 646-523-5676.
Correo electrónico : faluninfoctr@nycmail.com,
Página Web : http://www.faluninfo.net/sp/
Buzón de FalunInfo editores@faluninfo.net


Se autoriza la impresión y circulación de todos los artículos publicados en Clearharmony y su contenido, pero por favor cite la fuente.